El Estado aprueba el plan de ajuste del Ayuntamiento de Güímar

El Ministerio de Hacienda ha aprobado el Plan de Ajuste presentado por el Ayuntamiento de Güímar y que fue aprobado en sesión plenaria el pasado 30 de marzo. El alcalde de Güímar, Rafael Yanes, considera que con este plan de ajuste se garantizan todos los puestos de trabajo y la solvencia económica del Ayuntamiento durante los próximos diez años.

El Ayuntamiento cumple así los requisitos exigidos por el Real Decreto 04/2012 para optar a la financiación por parte del Estado de las deudas a acreedores anteriores al 31 de diciembre de 2011, y que ya fueron presentadas por un valor de 1.387.000 euros.
Yanes destaca que lo importante es que se conservarán todos los puestos de trabajo hasta el 2022, al tiempo que se mantendrá la disminución de 37.000 euros del Grupo de Gobierno -lograda en 2012 por la renuncia del alcalde al sueldo del Ayuntamiento- y la congelación del número de personas de confianza, que es un 60% menor que la que tenía el Ayuntamiento en 2007.
El Plan de Ajuste también tiene previsto la disminución en un 10% el número de horas extras, el mantenimiento de la suspensión de las ayudas y los seguros privados al personal -ya acordado el pasado año-, la no reposición de plazas que queden libres por jubilación y la amortización de una plaza que no está ocupada en la actualidad.
El único impuesto que subirá es el de vehículos, que pasará del 1,2 al 1,3 en el año 2013, además de suprimir la bonificación para los vehículos con una antigüedad superior a los 25 años, aunque se mantendrá para los que pertenezcan a un club de vehículos históricos. Además, se prevé intensificar la inspección tributaria “para lograr que todos los ciudadanos paguen lo que les corresponde, y así aumentar los ingresos sin incrementar los impuestos”.
Otra de las medidas es la congelación del gasto corriente de todas las concejalías y de todas las subvenciones, que ya bajaron un 15% en el presente presupuesto, y que permanecerá con esa cuantía hasta 2022. Además, el Grupo de Gobierno se compromete a la reducción del capítulo de inversiones.
Con todas estas medidas, el Ayuntamiento tiene previsto recuperar la capacidad financiera en dos años. Rafael Yanes considera que de esta forma se consolida una forma de trabajo basada en la austeridad sin prescindir de ningún trabajador, ya que el Ayuntamiento cuenta con el personal eficaz y eficiente que necesita el municipio para satisfacer las necesidades de los güimareros con la calidad que se merecen.
Yanes ha querido agradecer el riguroso trabajo llevado a cabo por el equipo económico dirigido por el concejal de Hacienda, Carlos Romero, así como a todo el personal de Intervención y Tesorería del Ayuntamiento.