El alcalde rechaza comparecer para dar cuenta de Epelcan

José Fernando Gómez, Portavoz del Grupo Municipal Popular, “criticaba hoy la actitud del Alcalde Gumersindo García, al rechazar por segunda vez consecutiva, la comparecencia ante el Pleno, para responder a las preguntas que desde la oposición se le hicieran, con respecto a la entidad pública empresarial EPELCAN”.

Gómez explica, que “la primera vez argumentó, en el pleno, que no la había incluido porque la habíamos dirigido al Gerente de la entidad pública empresarial”, y éste no tenía porque comparecer ante el Pleno, ya en el Pleno siguiente, solicitamos, haciendo referencia al primero, la comparecencia del Alcalde, para que respondiera a las peguntas, estas vez, cuando preguntamos porque no iba en el orden del día, esgrimió “que la instancia tenía defecto de forma”, sin embargo, no recibimos ningún requerimiento de subsanación de deficiencias por parte de la Secretaría General del Ayuntamiento, todo esto, después de haberse presentado con más de 25 días de antelación a la convocatoria del Pleno.

“El Alcalde Socialista, es renuente a dar explicaciones y esclarecer lo sucedido con todos los casos turbios que tiene el consistorio bajo su mandato, ya que un gobernante que se precie debe de ser claro y transparente y no oponerse nunca a responder y dar información sobre los expedientes que desde la oposición se le soliciten”, explicó el edil Popular.

“Por higiene democrática, debería de responder a las preguntas que desde la oposición se le realicen”, “pero también a las más de 300 solicitudes de información que desde el año 2007 se acumulan en los archivos de nuestro grupo”, y también, a las que por sentencia judicial, se les ha solicitado, vulnerando incluso ésta, enfrentándose ahora a una demanda en su contra por vulneración de los derechos fundamentales recogidos en nuestra Constitución.

“Los vecinos cada vez creen menos en el sistema político, y eso se consigue con personas que como el Alcalde, se niegan a dar transparencia a la vida política, poniendo en entredicho la honestidad de todos, cuando lo que debería de hacer es dedicarse a darlo todo por el pueblo, sin intereses personales, y con la mayor transparencia posible, ya que ese es el verdadero sentido de la representatividad política en democracia”.