Sí se puede exige al Gobierno de Canarias, Cabildo y Ayuntamiento que resuelvan de una vez la contaminación marina en el municipio

El Comité Local de Alternativa Sí se puede lleva varios años denunciando la inactividad de la Estación depuradora del Valle de Güímar y recuerdan que, diariamente, se vierten al mar más de 35 millones de litros de aguas sin depurar en todo el litoral de Candelaria.

Aseguran que CC, PP y PSOE han tenido responsabilidad directa en el vertido de millones de litros de agua sin depurar

La última evidencia de esta contaminación se produjo el pasado fin de semana cuando varios bañistas resultaron intoxicados al bañarse en la zona del Charquito, contaminada por la rotura del emisario submarino de San Blas.

Mayca Coello, concejala de Sí se puede en Candelaria, lamenta profundamente que se hayan producido estas intoxicaciones y “esperamos que los afectados se recuperen rápidamente aunque tenemos que recordar que llevamos años denunciando esta situación en la que todas las Administraciones implicadas nos han mentido y, aunque prometieron soluciones, ahora sufrimos las consecuencias de su ineficacia”.

En este sentido, continúa Coello, debemos incidir en las responsabilidades de todos las Administraciones implicadas: el Gobierno de Canarias que construyó hace más de una década la depuradora del Valle de Güímar pero no garantizó su funcionamiento; el Cabildo de Tenerife que nunca ha asumido esta depuradora, a pesar del problema continuo de vertidos en el Valle de Güímar, y el Ayuntamiento que no ha mantenido y reparado como tocaba los emisarios y que no tiene control sobre los numerosos puntos de vertido en la costa aparte de los tres emisarios legales a los que sí les hacen seguimiento.

Por último, para Sí se puede, la responsabilidad política de este problema es tanto del PSOE como de Coalición Canaria y el Partido Popular, ya que todos ellos han tenido la oportunidad de arreglar este problema desde el Ayuntamiento, el Cabildo de Tenerife y el Gobierno de Canarias y todos, han mirado para otro lado así que así que ahora, que ya se han producido consecuencias sanitarias evidentes, la responsabilidad debe ser compartida por todos ellos. “Es lamentable que haya que llegar a este punto para que las Administraciones reaccionen”, apostilla la concejala.