Emilio Coello leyó el pregón de las Fiestas de la Virgen de Candelaria

Lectura del pregón de las Fiestas de Candelaria

Lectura del pregón de las Fiestas de Candelaria

El pregón de las Fiestas de la Virgen de Candelaria, Patrona de Canarias, ha estado enmarcado en esta edición por la añoranza y la emoción de su pregonero, Emilio Coello, por su tierra.

Sus primeras palabras fueron para recordar su gran vinculación con el pueblo de Candelaria y su gran “añoranza” por Canarias, un lugar no comparado con ningún otro, comenzando su semblanza con sus primeros pasos en el mundo de la música en la Banda de Las Candelas bajo la dirección de Abilio Alonso. En un pregón, en el que más de una vez, se emocionó sobre todo en el momento de recordar lo de que denominó como su mayor “catarsis emocional” el 2 de febrero de 2009 cuando se estrenó la Misa de Conmemoración por el 50 aniversario de la construcción de la Basílica de Candelaria, compuesta por él.

Las últimas palabras se las dedicó a la Morenita, utilizando para ello un emblemático poema centenario de Rodríguez Maure sobre la Virgen de Candelaria y que dedicó a la Comunidad de los Padres Dominicos y en especial al Padre Jesús Mendoza.

Por su parte, el alcalde de Candelaria, José Gumersindo García Trujillo, quién hizo una introducción sobre la obra y personalidad de Emilio Coello, destacó la constancia, la perseverancia y el entusiasmo por la música de este gran compositor. Además García Trujillo agradeció a Coello su aceptación a ser pregonero de las Fiestas.

Antes del comienzo oficial del Pregón, que da inicio al programa de actos de agosto, Emilio Coello firmó en el “Libro de Honor” del Ayuntamiento de Candelaria.

En otro orden de cosas, el alcalde le hizo entrega como recuerdo de un lebrillo elaborado por el Centro Alfarero de Candelaria. El punto y final al pregón de las Fiestas de Nuestra Señora de Candelaria lo puso la Coral Municipal dirigida por María Rosa Da Costa.

Al acto asistieron entre otros el vicepresidente del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena, y dos consejeros de la Institución Insular: Margarita Pena y Efraín Medina, además de cronista oficial de Candelaria; Octavio Rodríguez y el exdiputado Luis Mardones.

Biografía Emilio Coello Cabrera

Nace en Charco del Pino, Granadilla de Abona, aunque desde pequeño vive en Candelaria. Comienza sus estudios de solfeo y clarinete en la banda municipal de música “Las Candelas” de la Villa de Candelaria con D. Abilio Alonso Otazo, perfeccionándolo posteriormente con D. Antonio Sosa Monsalve en el Conservatorio Superior de Música de la capital.

En 1984 prosigue en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid los estudios de clarinete, piano, dirección de orquesta y coro, armonía, contrapunto y fuga, composición y orquestación (García Abril, Román Alis ), finalizando el grado superior con las más altas calificaciones.

Actualmente es el responsable del departamento de electroacústica en la Escuela Municipal de Música y Danza de Alcobendas (Madrid).

En 1995 fue Premiado por la Comunidad Autónoma de Madrid por la obra de cámara: (Arba, Amiat, Sat). En 1996 obtuvo el Primer premio de Composición “Ciudad de la Laguna” por la obra “Arrorró de mi tierra” del poeta canario Domingo J. Manrique, para coro a seis voces y estrenada (1997) por el coro del encuentro bajo la dirección de Carmen Cruz Simó. En Marzo de 1999 obtuvo el “Primer premio de composición del CCMI” (Centro Canario para la Música Iberoamericana) por la obra “Isla y Mujer” del poeta canario “Pedro García Cabrera”. Compuesta para soprano y orquesta, fue estrenada el 4 de Diciembre del mismo año por la Orquesta Garajonay bajo la dirección de Roberto Túbaro y la Soprano Candelaria González. En Diciembre de 1999 obtuvo Primer premio de Composición “Ciudad de la Laguna” por la obra “Nana Triste” del poeta canario Emiliano Guillén Rodríguez y estrenada el 17 de Diciembre de 2000 por el coro Amanda de (Suecia) bajo la dirección de Lars Smedlund.

El día 1 de Febrero de 2009 estrenó la “Misa de Conmemoración”, obra compuesta para Solistas, Coro y Orquesta para celebrar los 50 años de la construcción de la Basílica de Nuestra Señora de la Candelaria (Tenerife). Esta obra fue interpretada por Candelaria González (Soprano), Candelaria Gil (Mezzosoprano), Carlos Javier Méndez (Tenor) y Jeroboam Tejera (Bajo), el Coro Contemporáneo de Tenerife, Camerata Lacunensis y Coro Discanto-Per Musicam así como la Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Canarias, siendo Maestro de Coros Antonio Abreu y dirigidos por Emilio Coello.