Yasmina Marrero, Reina de las Fiestas de San Pedro Apóstol

Desde el pasado viernes Yasmina Marrero, representante de la Comisión de Fiestas de El Escobonal, es la reina de las fiestas patronales 2009. La primera dama de honor fue la señorita que representaba al Club Náutico Puertito de Güímar, Beatriz Pérez. La banda de segunda dama de honor recayó en la del Casino de Güímar, Aránzazu Medina. La tercera dama fue la favorita del público elegida por votación por SMS, de la Asociación de Vecinos de Fátima, Ariadna González; por último, quedó cuarta dama de honor la joven que presentó la Comisión de Fiestas San Pedro Arriba, Rocío Zulay Campos.

Momento de la coronación de Yasmina Marrero / Fiestas de San Pedro 2009

El pasado viernes, Güímar celebró una gala de elección de la reina de San Pedro donde once candidatas se disputaron la corona en una espectáculo donde no faltó el arte, el humor y la música de manos de los artistas Manolo Vieira y David Civera. Los grupos locales como la orquesta conformada por miembros de la Escuela de Música de Güímar y de la banda del Patronato Amigos de Arte, el Equipo Loli Pérez y el Teo Corrales hicieron las delicias de los asistentes, que tuvieron problemas para seguir con comodidad la gala por la siempre penosa disposición de las sillas y los constantes incidentes técnicos que estaba dando la pantalla retroproyectada que servía de soporte al espectáculo.

Todas las candidatas en el escenario junto a algunos figurantes / Fiestas de San Pedro 2009

El humorista canario Manolo Vieira coronó una excelente actuación avalada por su gran profesionalidad. No así tanto el cantante David Civera que en una actuación con música “pinchada” se bajó del escenario en mitad de la actuación bastante enfadado y con aspavientos por los continuos fallos en el sonido. Finalmente subió de nuevo a las escalinatas para terminar con los temas musicales que tenía contratados. Los incidentes no deslucieron una gala que bajo la dirección de Juan Carlos Armas logró que los en torno a mil asistentes disfrutaran de un espectáculo de calidad y bien orquestado.