El Cabildo desmiente las acusaciones del Ayuntamiento de Candelaria en relación al Cidemat

El consejero de Deportes del Cabildo de Tenerife, Dámaso Arteaga, quiere desmentir, de forma clara y rotunda, todas y cada una de las acusaciones realizadas por el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Candelaria, Ramón Gil, en algunos medios de comunicación, en relación a las instalaciones del Centro Insular de Deportes del Mar, Cidemat, que se encuentran en dicho municipio.
“En primer lugar – aclara el consejero- desde el pasado 19 de mayo han pasado por estas instalaciones 440 niños, y tenemos ya reservadas unas 700 plazas para los chicos y chicas de los institutos de la comarca, que comienzan a partir de octubre, y todo – puntualiza – sin que el Ayuntamiento haya puesto un euro”. “En segundo lugar – apunta – la actividad de vela, piragüismo y buceo comenzó el pasado día 1 de septiembre (de lunes a jueves). Por otro lado, esta semana comienza un programa de tecnificación para los deportistas canarios, con la colaboración de la Federación de Tenerife, el Club Náutico de Santa Cruz, el Club de Mar Radazul, y el Club de Vela Eolo, bajo la supervisión del actual campeón de la Copa del Mundo de Vela y deportista olímpico, Javier Hernández Cebrián”.
Arteaga señala que las declaraciones vertidas por el concejal demuestran la ignorancia de éste a cerca de la actividad deportiva de su municipio, y la escasa voluntad de colaborar en las mismas por parte del Ayuntamiento”. Aprovecha para recordar que desde el Cabildo de Tenerife se ofrece toda la colaboración que sea necesaria a los dirigentes municipales para coordinar la oferta náutica, pero les sugiere que no vuelvan a emplear la misma táctica para llamar la atención “ya que estas no son las mejores formas”.
Las condiciones meteorológicas desaconsejaron, técnicamente, la actividad durante los meses de julio y agosto, por tal motivo, el consejero insular de Deportes denuncia que han sido otros motivos, “quizás por ahorrarse unos euros”, los que han llevado a la Corporación local a cancelar su Escuela de Vela y a no complementar la oferta que se presta desde el Cabildo. “El concejal, en sus declaraciones, no hace mención a la suspensión unilateral por parte del Ayuntamiento de la programación de verano dedicada a la Vela, y utiliza como excusa la apertura de la nueva instalación”. “Ramón Gil –sentencia Arteaga – no ve más allá de la punta de su nariz; si no se percataría de las velas que hay en el mar o de las piragüas que recorren la costa, visibles desde el municipio vecino de Arafo”. “También hay que aclarar que la rampa está dentro de la concesión administrativa del Puerto de La Galera, y que el convenio permite el uso de la misma al Cidemat”.

En cuanto a la propuesta de cesión del Cidemat al Ayuntamiento de Candelaria para que, según el concejal, tengan algún uso, el consejero no sale de su asombro ante tanta desfachatez, ya que, según él, “quien no ha sido capaz de proponer un programa idóneo para la comarca, tras tantos años de gestión, y ha tenido que prestar sus servicios gracias a los barcos y el apoyo dado por el Cabildo, ahora nos quiere enseñar a nosotros a impartir cursos. Y eso que tenemos en nuestro haber 19 años de historia de un centro como el Cidemat, por el que han pasado más de 65.000 usuarios”.
“De igual modo – señala – si de verdad desea abaratar los costes de la actividad me pregunto porqué no han cerrado un convenio con el Cabildo para subvencionar las plazas de los jóvenes de Candelaria, como ya han hecho otros municipios”.
“Por mucho que se queje el señor Gil –apostilla Dámaso Arteaga – los servicios que presta el Cidemat de Candelaria son diferentes, mucho más completos, y van dirigidos desde la iniciación hasta la tecnificación deportiva y la enseñanza de la modalidad de cruceros”. “Desde el Cabildo de Tenerife le animamos a que haga alguno de los cursos que ofertamos y que luego diga si le parece caro o no; pero hablar sin saber suele conllevar patinazos como el suyo”. “El servicio que prestamos está avalado por un alto grado de satisfacción de nuestros, impartido por profesionales y con todas las medidas de seguridad posibles”.