El Partido Popular, cree que Sixto Carlos tiene que cesar en sus vejaciones contra la alcaldesa

En nota de prensa remitida a este medio, el coordinador del Partido Popular de Güímar, Víctor Manuel González, manifiesta que el Sr. Alfonso se ha confundido de diana. Esperamos que con el tiempo y después de que se le pase la irá que está teniendo en sus manifestaciones, vea con claridad que el cese fue motivado por su intransigencia, así como por obstaculizar a la Alcaldesa.

Quiere trasladar a la opinión pública, que la Alcaldesa está por debajo de él, y se manifiesta como un Dios Trino. Pero en educación fue a Salamanca a perder el tiempo y hacérselo perder a los profesores don Sixto, porque en eso le gana la Alcaldesa y por goleada.

Quod natura non dat, Salmantica non præstat

La mañana era limpia y quizá un poco calurosa, aun así, la canícula no impedía que la cara del concejal fuera acariciada por el aire fresco que ladeaba presuroso la montaña de Abeñamo, casi a la vera del barranco de Herques. Estaba meditando sentado en un banco de la vieja y derruida ermita de San José y un cierto resentimiento le embargó cuando cayó en cuenta de que, con total seguridad, aquella antigua construcción religiosa había sido erigida en las cercanía de algún centro ceremonial aborigen.

Carta de Sixto Alfonso Martín

En relación con las últimas declaraciones de la Alcaldesa de Güímar, Carmen Luisa Castro Dorta, donde afirma una serie de cosas que faltan totalmente a la verdad. Primero se escuda en un machismo sexista ¿qué tiene que ver eso con la política. Porque la he llamado inepta, pues si es usted una inepta por su mala gestión en el cargo que ostenta. No por mujer, eso no tiene nada que ver. Admiro a muchísimas mujeres, profesionales, amas de casa y gestoras. Eso no es machismo. No confunda a la población guimarera. Está mal asesorada por su personal.
Usted apoyada por el otro socio de gobierno Javier Mederos, me querían arrinconar en estos últimos meses en la concejalía de Urbanismo, presidida por un concejal de su grupo, me parece una deslealtad para su compañero. Eso no fue el pacto y no acepto imposiciones unilaterales. Ustedes están faltando a los acuerdos de reparto de concejalía y ahora salen por peteneras y no con programas políticos, acusaciones de bajo nivel.
En cuanto a los sueldos, fueron los pactados por usted, el representante de CC-Javier Mederos y yo. Yo pedí dedicación exclusiva al Ayuntamiento, renunciando a mis obligaciones profesionales, cosa que usted no tiene. Su anterior alcaldesa del PP, tenía el sueldo más alto, y alguno de CC, también.

El grupo de gobierno en Güímar emplea la web municipal para su propaganda política

Artículo del PP contra Sixto Alfonso acusándolo de extremos muy graves

Artículo del PP contra Sixto Alfonso acusándolo de extremos muy graves

El grupo de gobierno del Ayuntamiento de Güímar está utilizando la página web institucional del Consistorio para temas partidistas. Están colgando notas de prensa para castigar a la oposición. Los temas partidistas deben canalizarse a través de sus respectivos gabinetes de comunicación de sus partidos políticos y nunca colgarlos en la web institucional que pagamos todos.
La página web del ayuntamiento de Güímar, www.guimar.es, está siendo utilizada por el grupo de gobierno en sus castigos y soflamas contra la oposición. Es menester recordarles que estos recursos públicos son para el servicio a los ciudadanos y no para el servicio a los partidos políticos. El histrionismo es tal que acusan al hasta hace una semana Primer Teniente de Alcalde, segundo de a bordo del gobierno municipal de los más pintorescos ataques a la población, no salgo de mi asombro, puesto que al fin y al cabo se acusan a sí mismos.

No es la primera vez (ni la única época) que el grupo de gobierno usa los medios del ayuntamiento para machacar a la oposición en una suerte de política chavista que en la España democrática poca cabida tiene. Ya en la revista municipal se demuestra mes tras mes que la oposición no tiene lugar (como por otro lado también ocurría cuando gobernaban PP-PSOE) sino que no cesan de publicar artículos desde el correo del gabinete de prensa y la web municipal con la intención de minusvalorar y ridiculizar las posiciones de la legítima oposición local. Valgan como ejemplos los siguientes artículos (habría que ver si publicarían cosas similares provinientes de Sí Se Puede, o del PSOE, o del Izquierda Unida -formación extraplenaria-):

Captura de pantalla 2014-10-27 a la(s) 16.29.33

Cruce de adjetivos peyorativos, juzguen ustedes mismos

Juzguen ustedes mismos, mientras los compañeros de Diario de Avisos asisten atónitos al espectáculo que dan nuestros políticos. No, esto no es normal.

http://www.diariodeavisos.com/2014/10/sixto-alfonso-luisi-castro-es-inepta-lo-natura-da-salamanca-otorga/

http://www.diariodeavisos.com/2014/10/alfonso-es-un-maleducado-prepotente-grosero/

Time

Me había propuesto no escribir en Goymad.com. Nuestro Editor había evolucionado de forma irremediable por la vía estrecha. Había sucumbido a las amenazas constantes de los guasáps y en su desespero llego incluso a sopesar la idea de vender la publicación.

Claro que la cabra siempre tira al monte y la política se ha revolucionado en este valle de izquierdas. Mientras en Arafo llora, en Candelaria agoniza y en Güímar está directamente muerta. De Fasnia y Arico no hablamos pues al sur de Herques el orbe es diferente. En esas tierras al mediodía del mundo Ricardo Melchior puso su pica en forma de cooperativas. Es el paraíso soñado por el Sr. Mederos acostumbrado a tratar con fontaneros la ayuda en la campaña política en forma de trabajo comunal para que cueste menos al conjunto.
Rafael sin ser un político inteligente se ha encontrado de bruces con la mesa puesta y llena de exquisiteces. Dirán en ”Master chef” que la explicación del plato promete y falta la prueba de las percepciones culinarias. Doña anguila está dispuesta para ser preparada en rodajas de apreciable sabor.

Izquierda Unida: “…la moción de censura fue una componenda…”

Cuando en mayo de 2013, el PP, CC y AXG presentaron la moción de censura, nosotros la rechazamos porque entendíamos que dicha moción de censura se trataba de una componenda, que lo único que perseguía era repartirse cuotas de poder y protagonismos entre concejales que ya estaban en el gobierno (PP), (lo cual lo hacía aún más esperpéntico), y otros de la oposición (CC y AXG). Un año después, los hechos nos han dado la razón, y es que la ruptura del tripartito y la salida de AXG del grupo de gobierno, es la crónica de un desastre anunciado.

Desde izquierda unida Güímar, volvemos a reiterar, que frente a las viejas formas de entender y de hacer política, hay alternativas y es necesario que la gente participe en su construcción. Por eso hoy, es más necesario que nunca, principios políticos, éticos y solidarios, con intención y voluntad de trabajar por el bien común.

Sí se puede: “PP, CC y AxG han tomado el pelo a la ciudadanía en Güímar”

Según nota de prensa desde Sí Se Puede consideran “que la moción de censura fue “un teatro de poder” y que al final, como siempre ocurre con irresponsables, paga el pueblo de Güímar”

Gloria García, concejala del partido ecosocialista, no se mostró sorprendida por lo ocurrido en el pacto de Gobierno de Güímar. Considera que “cuando se reparte el poder sin ningún fundamento, fuera del interés personal o partidista, no hay unas bases y una estructura sin bases termina por caer” añadiendo que, “la moción de censura tuvo como principal soporte, el reparto de sueldos, el quítate tú para ponerme yo en la foto, pero ningún programa para el municipio y hoy esta irresponsabilidad, la pagamos todas las personas que vivimos en Güímar”.
García lamenta profundamente la falta de miras que se ha tenido en esta legislatura en el Gobierno municipal. “Tanto en la primera parte con el pacto PP-PSOE como en el actual con PP-CC y AxG, siempre han primado otros intereses y se han olvidado de los del pueblo, tirando cuatro años a la basura”, explica.
La formación de izquierda considera que se ha perdido un mandato fundamental para sentar las bases de un futuro más próspero para el municipio, “por culpa de unos partidos sin alturas de miras”. García espera que la ciudadanía güimarera tome nota, y “en el próximo mes de mayo, haga pagar a quienes se han reído y se han gastado su dinero en sueldos, el famoso “loft” o se han reído de ellos con proyectos disparatados”.
Sí se puede asegura que seguirá haciendo propuestas para un futuro más sostenible y para sentar las bases de un cambio real en el municipio, basándose en la responsabilidad y el compromiso que adquirieron hace casi cuatro años con los vecinos y vecinas de Güímar, “siempre anteponiendo intereses generales y del municipio a réditos políticos o personales”.

Carlos Romero: “El gobierno municipal es completamente incapaz de gestionar Güímar”

El cese del, hasta ayer, concejal de servicios y tercera pata del pacto que llevó doña Luisa a la Alcaldía, los problemas con importantes colectivo del pueblo y el, para los güimareros, traumático cierre de la piscina municipal no son sino algunos ejemplos de la, según el portavoz de los socialistas güimareros, “incapacidad manifiesta” del gobierno de doñaLuisa para gestionar eficientemente Güímar.   Según comenta Carlos Romero en nota de prensa remitida a esta redacción por el PSOE.

Para el edil socialista “el grupo de gobierno, tal y como predije en el debate de la moción de censura, ha demostrado en los quince meses que han transcurrido desde entonces su incapacidad para saber y poder gestionar un municipio tan importante como el nuestro, y ahora es cuando empieza todo a desmoronarse como un castillo de naipes tras un pequeño soplido”.

“Lo más preocupante – explica Romero – es que por culpa de tal falta de capacidad Güímar no ha podido sacar adelante proyectos tan importantes para el desarrollo municipal como la Entidad de Conservación del Polígono, la apertura de las necesarias y anunciadas calles, la rehabilitación y mejora de la estación de bombeo de aguas residuales de El Puertito, la electrificación del Estadio Tasagaya, la licitación de importantes contratos de suministros municipales, la rehabilitación y mejora de los depósitos de agua municipales, la construcción del nuevo depósito de agua para El Puertito y, entre otros, la importantísima licitación del nuevo contrato de gestión del agua municipal. Además,  y para este último caso, habíamos avisado que teníamos que intentar que la adjudicación consecuencia de dicha licitación no implicara un aumento en el precio del agua para los vecinos, circunstancia que no van a conseguir pues, y en el último pleno ordinario, nos han confirmado que la licitación incluirá inversiones a realizar por el adjudicatario y, como no podía ser de otra manera, a pagar por el vecino en sus recibos.”

“Proyectos reales – concluye el portavoz socialista – y no los ridículos y fantasiosos en los que doña Luisa pierde tiempo y dinero. Proyectos tangibles, que si traerían trabajo y prosperidad a Güímar, y que este maltrecho gobierno no puede sacar adelante por la falta de financiación y recursos que implica su ineficiente manera de hacer las cosas, gastando mucho, y sólo pensando en el corto plazo y en intentar agradar a unos pocos, sin tener en cuenta el interés general, deslumbrando con un desorbitado e irresponsable incremento del gasto en fiestas, actividades, publicidad y propaganda.” 

¿Y ahora qué?

La sorprendente decisión de dejar fuera del gobierno municipal a Sixto Alfonso en Güímar presenta un horizonte incierto en la política y sociedad güimareras. El gobierno local queda ahora conformado por 8 concejales, frente a los 9 de la oposición. Las competencias del concejal cesado serán repartidas entre la propia alcaldesa (Servicios Municipales) y la concejal de CC Loli Rodríguez (Medio Ambiente y Sanidad). Nada se sabe de momento de la parte de Empresas Concesionarias aunque presumiblemente esta área quedará también bajo la tutela de Carmen Luisa Castro Dorta.
La oposición puede ahora ejercer un control más efectivo sobre el grupo de gobierno y sólo depende de los acuerdos a los que lleguen el hacer (o no) lo que a continuación apunto:

Rescatar las competencias cedidas a la Junta de Gobierno por parte del pleno. Al principio del mandato en todos los ayuntamientos se ceden competencias del pleno a la Junta de Gobierno Local, en busca de una cierta agilidad en los procedimientos. Pero también esta cesión de competencias hurta a la oposición la posibilidad de controlar gran parte de la gestión municipal.

Presentar un presupuesto alternativo. La oposición, si se pone de acuerdo, podría presentar un presupuesto alternativo donde, por poner un ejemplo, mejoraran el presupuesto de Servicios Sociales, o de obras y servicios, en detrimento de otras partidas, como personal eventual (de de hecho si dejan esa partida a cero podrían desaparecer el 1 de enero próximo).

¿Podrían disminuir o eliminar el sueldo de los concejales liberados? Si bien el nombramiento de concejales es potestad de la alcaldía, los sueldos de los mismos los aprueba el pleno. Incluso por la vía de la modificación del presupuesto municipal podrían dejar a cero nuevamente las partidas correspondientes, las consecuencias serían cuando menos interesantes desde el punto de vista administrativo. Otra opción es disminuir los sueldos a cantidades más compatibles con las críticas reiteradas de la oposición.

Hablando ayer con un importante político güimarero, me decía que hay que ejercer la política desde la responsabilidad. Pero ¿ustedes creen que todas estas posibilidades no se les estarán pasando por la cabeza a los concejales del ayuntamiento? Ayer decía Sixto en unas declaraciones que iba a hablar de las irregularidades que, según él, se han producido. Quedan seis meses para las elecciones municipales y este periodo no va a ser fácil para Carmen Luisa Castro. ¿Calculó la política agachera las consecuencias de su decisión de apartar a Sixto de su cargo? ¿se trató de una pataleta? o quizás… ¿Tendrá algún as en la manga, un acuerdo quizá con algún concejal de la oposición? ¿Gloria García de Sí Se Puede qué postura va a tomar? ¿podría haber algún tránsfuga que le garantizara la mayoría absoluta? Son muchas las incógnitas que hay que despejar, muchas las variables a tener en cuenta. Lo que es seguro es que la oposición no dejará pasar esta oportunidad de ejercer mejor su labor.

Abundios

Me contaron hace algunos meses que Sixto Afonso había comentado a sus allegados que era sumamente difícil gestionar en el Ayuntamiento de Güímar en comandita con personas de la mentalidad de sus socios de gobierno. El tenor literal no fue justamente el que acabo de escribir, pero más vale dejarlo así que mentar la coloquialidad con las que Sixto se refirió a sus compañeros del equipo de gobierno. Lo coloquial casi siempre es políticamente incorrecto y no intento desde estas líneas echar leña al fuego de los desencuentros que asolan la política güímarera.

Intenciones

Quiero escribir sobre intenciones. Y me gustaría hacerlo sin salir de la vecindad, esto es, de lo local, aunque, muy a pesar, sea un deporte de riesgo. Porque, queridos vecinos, convendrán conmigo en que las intenciones son tan importantes en la vida privada como en la pública. En lo público, que es, por cierto, el objetivo fundamental de estas breves reflexiones, estamos rodeados de intenciones; pueden ser buenas o malas, estar mejor o peor enunciadas, ser lícitas o ilícitas, lo mismo da; si abrimos un periódico o escuchamos, un poco a hurtadillas, las discusiones de los parroquianos, nos daremos cuenta de que lo poco que percibimos de eso que tan ingenuamente llamamos política son, precisamente, las intenciones; en un año pre-electoral  ni digamos. La mayoría de intenciones políticas son fruto de la ignorancia o de la corrupción política generalizada. Pienso, por ejemplo, en ese extravagante popurrí de intenciones cuyo objetivo es, aparentemente, favorecer el comercio local. Vamos a obviar, en esta ocasión, el interesante debate sobre si es apropiado o no que el Estado, es decir, lo público, interfiera, para bien o para mal, en el desarrollo de las actividades económicas.

Decisiones

Las decisiones nos traen de cabeza. Vaya galimatías tenemos encima con tanta consulta y tanto derecho a decidir. La realidad me puede y, como podrán imaginar, no iba a dejar pasar esta oportunidad para soliviantar los ánimos de mis vecinos. Si yo les dijera, para ir entrando en materia, que sólo puede decidirse lo decidible, ¿qué me contestarían?. A muchos les parecerá una obviedad. Yo, en cambio, les aseguro que la cuestión tiene su enjundia. Les pondré un ejemplo exagerado. ¿Creen ustedes que una sociedad puede, reclamando el derecho a decidir, dirimir, a través de un referéndum, si Dios existe? Evidentemente no. Estaríamos ante un acto de locura colectiva. No es lícito, por lo tanto, que la sociedad se arrogue el manido “derecho a decidir”, o que, peor aún, confunda los límites de la democracia formal, para decidir sobre cuestiones ajenas a la voluntad colectiva. La cosa se pone interesante. Porque, queridos vecinos, ¿qué ocurre, entonces, con esa idea – débil – de que las regiones de un Estado nacional puedan secesionar a través de un referéndum?

Lugares

Lugar es una palabra bonita. A mí me gusta. El mundo está compuesto de lugares, también llamados sitios o parajes; los podemos encontrar, además, ocupados o sin ocupar; y, según el criterio de la RAE, pueden ser ocupados por un “cuerpo cualquiera“. Lo del cuerpo cualquiera es divertido. Da pie a un sin fin de posibilidades, algunas graciosas y disparatadas. Porque, ¿qué es un cuerpo cualquiera? Yo creo que un cuerpo cualquiera puede ser el agua en una piscina; lo mismo da, a tal efecto, que la piscina se encuentre abierta, cerrada o en periodo de licitación pre-electoral. Un cuerpo cualquiera puede ser, también, un vecino, da lo mismo el sexo, ocupando o por ocupar ese espacio concreto que, por motivos azarosos y nada malintencionados, hemos puesto de ejemplo, es decir, la piscina.

Límites

Mis vecinos discuten a menudo. Cuando digo vecinos, por cierto, no me refiero a los vecinos de un edificio, una calle o un barrio, sino al conjunto de habitantes de este pueblo, es decir, a los güimareros, que así responden ante Dios y ante la Historia. Como iba diciendo, antes de esta pequeña y necesaria aclaración, mis vecinos suelen discutir. Los motivos son dispares. Desgraciadamente para mí, no suelo compartir las sensibilidades y preocupaciones de mis vecinos; aunque, visto desde otro punto de vista, podríamos decir que son precisamente ellos, mis vecinos, los que no comparten, ni por asomo,  mis pasiones e inquietudes. De una forma u otra, que lo mismo da, mis vecinos discuten, ¡y de qué manera!, ante determinados eventos, situaciones o actitudes. No me extenderé en ellos ni un minuto, ya que, por un lado, ustedes saben mejor que yo cuáles son esos problemas y, por el otro, nada tiene que ver con el objetivo de esta pequeña reflexión. Llegados a este punto, he de compartir con ustedes que esas discusiones, las de mis vecinos, me irritan en su mayoría. A pesar de ello, y al contrario de lo que muchos puedan pensar, no es el asunto de la discusión lo que subleva mis ánimos.