Facebook no respeta la libertad de opinión

Una amiga, Blanca Nieves de Armas, tiró de tecla de ordenador y escribió unas reflexiones sobre lo que piensa sobre el espectáculo de “Las Burras de Güímar” y sobre el cartel anunciador que el concejal de cultura había presentado a través de una red social. Estas opiniones las publicó en otra red social: Facebook. Una usuaria de esa red, con opinión contraria a la de mi amiga, en lugar de responder con argumentos al escrito rellena el formulario previsto en Facebook para los personajes falsos y los mensajes insultantes. La compañía americana, sin encomendarse a nadie, de manera automática elimina no sólo el comentario sino todo el perfil de mi amiga. Premio a la libertad de expresión. No pongo aquí el nombre de la denunciante porque no puedo demostrar que fue ella quien rellenó el formulario, sin embargo, se deduce de el comentario que hizo en la red a continuación de la entrada de Blanca.

Una Entidad Urbanística de Conservación en contra del interés general del pueblo, por Carlos Romero

Desde estas líneas, y aprovechando la reclamación que Si Se Puede ha presentado a la aprobación inicial en mi pueblo de los Estatutos de la futura Entidad Urbanística de Conservación (EUC) del Polígono Industrial del Valle de Güímar, pido encarecidamente al grupo de gobierno municipal que modifique los citados estatutos para conseguir ajustarlos a derecho, salvando así todos los informes técnicos y jurídicos en contra con los que se aprobaron inicialmente en el Pleno del Ayuntamiento de Güímar. De esta manera conseguirían evitar no sólo aprobar definitivamente algo en contra de los informes jurídicos de los técnicos municipales, sino además, una EUC que va claramente en contra el Interés General de nuestro pueblo.
¿Cómo?, pues muy sencillo, deberían modificar dichos estatutos en los siguientes términos:
Aumentar la existencia de esa EUC al máximo que legalmente se pueda aumentar, pues cuanto más tiempo pase hasta que todo el pueblo tenga que costear los gastos de mantenimiento y conservación del Polígono, mucho mejor para el pueblo “en general”.
Quitar la financiación pública de la EUC, pues a los propietarios de las parcelas del Polígono a quien corresponde por ley conservar y mantener el mismo. Y si lo que se quiere es intentar ayudar a las empresas allí domiciliadas, para que intenten contratar a cuantos más vecinos mejor, con ese dinero que se pretende regalar en la aprobación de los actuales Estatutos, se podría financiar la aprobación de ayudas a la contratación para las citadas empresas y/o planes de empleo, en colaboración con el Cabildo Insular de Tenerife, para el Valle de Güímar.
Que la aprobación final quede supeditada a que la Asociación Mixta de Compensación concluya todas sus obligaciones.

Señores del Grupo de Gobierno del Excmo. Ayuntamiento de Güímar, háganse, y hágannos a todos los güimareros, un favor, modifiquen los Estatutos de la EUC. Y si no lo hacen, señores del PSOE de Güímar, por lo que más quieran, despierten y VOTEN NO a la aprobación final, y no sólo se abstengan como en la inicial.

BUENOS DIAS Y BUENA SUERTE!!
Carlos Romero de la Rosa

Calvijoman

Imagino que ninguno de ustedes creerá en los reyes magos de oriente, tampoco en las cigüeñas de París; a mí, de oriente me encanta la comida, sea china o japonesa, y, de París, los caracoles con ese toque misterioso de mantequilla; las otras creencias las perdí en la niñez. Por eso, o por ello, no se habrán creído que los hados de la mala fortuna hayan afectado de pronto y a la vez a Susana Díaz y a Pablo Iglesias o, lo que es igual, a Podemos y al Partido Socialista. Los dedos del Estado son largos, muy largos, y cuando algo se les escapa es que están más ocupados en tocar la melodía del navajazo entre sus facciones, que haberlas, háylas.
Seguro que les suenan extrañas estas extravagancias mías pero insisto, y ahora lo traigo a esta tierra de los Clavijos y los clanes de importadores. Insisto: Clavijo durará lo mismo que ellos, lo de los dedos largos, tarden en poner unos dos millones, o tres, de euros para convocarles unas algarabías contra la enorme cantidad de putadas que los clavijeños están gastando a las gentes en materia de sanidad. En Andalucía los dedos hasta le pusieron nombre a la cosa: operación Spiriman. Manda cojones.
Como no haga exactamente lo que le manden de allá, aquí la operación se llamará Clavijoman y al interfecto no lo salvará ni Anita Oramas diciéndole zalamerías a Rajoy en el Parlamento.

El Grupo Municipal Socialista pide el cese de vuelos de helicópteros militares sobre El Socorro y El Malpaís de Güimar

Aunque El Socorro fue utilizado desde antiguo para la realización de maniobras militares, a juicio de los socialistas güimareros, no se ha tenido en cuenta que el lugar hace más de veinte años que dejó de ser un caserío solitario para convertirse en un núcleo de viviendas estables, inmediato además a una de las áreas industriales más importante de Tenerife, el Polígono Industrial de Güímar. La zona se ha convertido por tanto en un lugar frecuentado que es puesto en peligro con los vuelos de helicópteros militares a muy baja altura y en muchos casos, durante la noche. La situación se agrava más aún cuando, como se sabe, el pueblo está al lado de un espacio natural protegido frágil e importante como es el Malpaís de Güímar. Está constatado que los aterrizajes de las aeronaves destruyen la flora del lugar y alteran la vida de numerosos animales endémicos que viven allí. Un daño añadido nada despreciable es la repercusión sobre una importante estación apícola establecida en el Malpaís y en donde los torbellinos levantados por las aspas de los helicópteros han llegado a destapar y hasta volcar numerosas colmenas. Como consecuencia de esto, más del cincuenta por ciento de las colmenas han visto morir sus enjambres y en los que han sobrevivido, la producción se ha visto mermada hasta menos de la mitad. Ya hace unos meses, la denuncia de un apicultor tuvo repercusión en la prensa y las redes sociales.

Un helicóptero sobrevuela el Paraje Natural del Malpaís de Güímar - Foto PSOE

Un helicóptero sobrevuela el Paraje Natural del Malpaís de Güímar – Foto PSOE

El palabras de Airam Puerta, portavoz del Grupo Municipal Socialista, la moción solo pretende recoger el malestar de los vecinos de El Socorro, manifestado en numerosas ocasiones ante el Ayuntamiento, así como de los visitantes al Malpaís y la comunidad científica y los apicultores (que ya han tomado medidas a través de la organización sindical PALCA).

El Grupo Municipal Socialista pide el cese de vuelos de helicópteros militares sobre El Socorro y El Malpaís de Güimar

Se trata, dicen los socialistas, de que se cumpla la ley, ya que el propio Plan Director del Espacio Natural Malpaís de Güímar es tajante al respecto al afirmar que están prohibidos en el mismo “la realización de todo tipo de maniobras militares y ejercicios de mando salvo los supuestos contemplados en la Ley Orgánica 6/1980 de 1 de julio, así como en la Ley Orgánica 4/1981 de 1 de junio sobre Estados de Alarma, Excepción y Sitio”, y en otro punto: “sobrevolar la reserva a baja altura (inferior a 300 m.) con aparatos provistos de motor, incluyendo aviones teledirigidos.”

Las reclamaciones al presupuesto

De eso hace bastante tiempo. Era yo concejal en la oposición del Ayuntamiento de Güímar y, la verdad, posiblemente, era jodelón con los socialistas, quienes, a la sazón, gobernaban el municipio al calor de las perras que como un maná venían de Europa. Por tanto, a poco aspirabamos los que gastabamos nuestro tiempo en un mero control democrático sin más esperanzas que la dar gusto a la afición que manteníamos por los asuntos públicos y su gobierno. Todos los concejales en la oposición sabíamos que nunca llegaríamos al gobierno porque ya me dirán ustedes cual podría ser nuestro discurso cuando los fondos de desarrollo que Europa mandó a Canarias permitían, por ejemplo, poner iluminación pública la carretera general del sur desde en el tramo comprendido entre el Mirador de don Martín y el túnel de Fasnia. Una obra municipal de una envergadura que hoy es inimaginable.

El socialismo partido

Pepe Segura es un abuelete de la política. Estuvo en activo hasta hace pocos años y ahora se esfuerza, como hacemos todos, en envejecer sin aburrirse. Hoy lo oí en una entrevista hecha por Juan Carlos Castañeda. Andaba yo dando vueltas por el centro de Taco, uno de los sitios de Tenerife con mayor caos circulatorio.

Creo recordar que habló de su libro o de un libro, no sé. Sostenía la  opinión general, la que se encuentra en todos los análisis políticos al uso, acerca de las causas de la caída en desgracia de la socialdemocracia en Europa y, por ende, en España. No voy a insistir en estas causas, pero me llamó la atención un análisis novedoso sobre el socialismo tinerfeño. Se quejaba, por un lado, de la falta de intelectualidad en el socialismo de la isla y, por otro, de la profunda división entre el socialismo del norte de la isla y el socialismo del sur.

Luisa Castro sopla un catastrazo a los güimareros

Una cosa es predicar y otra dar trigo. Una política es dorarle la píldora a los empresarios del polígono de Güímar presentándose como la campeona de la actividad pública que favorece la creación de empleo y otra renunciar a la depredación sistemática al contribuyente. La pátina de política ultraconservadora con la que se quiere adornar Castro de disuelve como un azucarillo cuando de los hechos se deduce una voracidad recaudatoria que entra en colisión con las esencias de la derechona.

Sin llenar el saquito de las perritas no hay dinero para ir a Sálvame y tampoco al Valle de los Caídos, ni para dietas, ni para los garbancitos de los concejales en esos madriles. La tabla de las subidas y bajadas producidas en los Ayuntamiento de España la pueden hallar en este artículo de prensa.

La Constitución

Hoy celebramos la constitución española. Una afirmación sólo para unos pocos, unos pocos libre pensadores amantes de las libertades. El sueño español parecía hacerse realidad en aquel año de 1978. Una constitución bien construida pensando en dar cabida a las burguesías extractivas criollas y sus anhelos monetarios. Una Ley de leyes moderna, una Ley de leyes que nos daba el campo de juego de la democracia. El primer intento, allá por 1812 tuvo como verdugo a los Borbones de la época. Esta nuestra corre no mejor suerte, pero no por los borbones y si por las castas criollas extractivas.
Mucho pues, no hay que celebrar. Esta Nación llamada España no cree en sí misma. El Parlamento donde reside la Soberanía del pueblo es constantemente ultrajado. Lo dice el artículo 1-2 La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. En el 1-3 dice: La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria. Con lo cual nos dimos una Monarquía cuya cabeza es el Rey quien es el símbolo de la unidad de la Nación y esto no emana de Dios emana del pueblo y de su soberanía. Sus funciones está debidamente reguladas y reglamentadas. En los artículos 6 y 7 de este Título Preliminar dice explícitamente en referencia a los sindicatos y a los partidos políticos -Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos-. Otro logro especial de la Constitución española llevar la democracia a los partidos. En el articulo3-1 dice El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Otra ilusión más, otra creencia de unidad desbarata en aquellos lugares donde coexistía otra lengua minoritaria.
Todo este Título Preliminar resume la idea de Nación que los españoles pretendíamos darnos. Algo, que a día de hoy, no se sabe muy bien porque no está de moda. La conducta es denostar a la Nación como sujeto de la soberanía del pueblo. Estamos ya acostumbrados que cualquier político haga mofa de la Nación y de sus instituciones. Renunciando a la unidad de la Nación española a cambio del poder. Algo asombroso pues sin España no hay Parlamento, ni instituciones donde rija la voluntad del pueblo español. Habrá otros entes que ocuparan ese espacio robado a la voluntad popular. Robado a todos aquellos españoles que dieron su vida y mucho más por aquella constitución de 1978. Constitución que se votó en referéndum y el pueblo aprobó por una amplia mayoría.
A día de hoy nuestra Constitución es perseguida por aquellos que no han tenido cuidado alguno en respetarla y hacerla respetar. La Constitución española es una vieja que no ha tenido recorrido, maltratada en diversos ámbitos y presa de aquellos que no creen en ella, no está de moda. La novedad es destruir la soberanía nacional y la Nación española como sujeto donde reside la soberanía del Pueblo. No hay nada que reformar , no hay nada que celebrar.

Cisne negro y un candelabro

Luisa Castro es un cisne negro en el estanque de los cisnes blancos de la política. Por ello, aunque me produzca una enorme pereza hablar de ella, no hay manera de dejar de ver y de mirar con cierto detenimiento esa anomalía. Está ahí, enfrentándose y enfrentada a la lógica del ejercicio tradicional del gobierno. Luisa Castro se ha convertido por sus obras en una rareza tan absurda como los mamíferos del orden de los monotrema, que son los únicos mamíferos que ponen huevos.

PSOE: “Es indecente gastar dinero público en ir a Sálvame”

Airam Puerta afirma que no hay razón que justifique desviar dineros del Ayuntamiento a pagar este tipo de gastos.

Los concejales del Grupo Municipal Socialista salen así al paso de las declaraciones de Carmen Luisa Castro, alcaldesa de Güímar, quien ha afirmado sentirse extrañada por la polémica que ha generado este nuevo viaje. A juicio de los socialistas, “ni la polémica ha sido tanta, como hubieran querido los organizadores del viaje, ni las quejas de los otros grupos políticos han estado centradas en los lugares a visitar”. Por el contrario, lo realmente inaceptable es que a un viaje pretendidamente cultural, se desplacen en días laborables hasta cuatro personas del Grupo de Gobierno: la alcaldesa, dos concejales y un personal eventual de confianza, pagando además con dinero público tres de esos cuatro pasajes. Tras ver el decreto que constata este pago, los concejales del PSOE en Güímar afirman no sentirse demasiado sorprendidos, ya que se anunciaron desde el mes de julio pasados, cuando el concejal de Cultura, David Román Escobar cobró más de novecientos euros en concepto de dietas al acompañar a un grupo de vecinos que recorrió parte del Camino de Santiago.

En cuanto al destino estrella escogido, la grabación del programa de Telecinco “Sálvame”, los socialistas afirman “no sorprenderse mucho, puesto que el objeto del viaje es precisamente buscar la polémica, terreno que al parecer prefiere moverse Carmen Luisa Castro, que ha escogido un camino bien distinto del que debería ser la gestión de una administración pública, para por el contrario aspirar a convertirse en un personaje mediático ajena por completo al trabajo que se presupone a un cargo político”. “De otra manera no se entiende”, continúan los socialistas, que viviendo en uno de los países con mayor patrimonio histórico artístico, visitado por turistas de todo el mundo y con ciudades que ofrecen eventos de todo tipo, se pierda tiempo y dinero en visitar por segunda vez en un año la grabación de un programa de entretenimiento que no se caracteriza precisamente por sus valores positivos. Por otra parte, y aunque Carmen Luisa Castro lo niegue, tal y como hizo con respecto a la participación en el Pregón de las fiestas de San Pedro de la directora del controvertido programa, en el pasado mes de junio, estas aventuras frívolas traen aparejado un gasto que acaba apareciendo en facturas más o menos disimuladas, como ha sido el caso de los obsequios a aquellos invitados (unos ochocientos euros), la cena de aquella noche (unos 400 euros) e incluso la de una cuidadora por horas para la hija de la pregonera.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista concluye preguntándole a la alcaldesa de Güímar “cómo explicará a cualquier vecino o colectivo del municipio que acuda a demandarlo, la falta de dinero para cualquier necesidad o actividad después de invertirlo en pagar los pasajes para el innecesario desplazamiento de estos concejales a un viaje de entretenimiento”.

El cambio de farero

El cambio de turno de trabajo para un farero, en determinadas circunstancias, puede resultar de lo más atrevido, si no peligroso. A la chita callando los chicos y chicas del nacionalismo clavijeño han cambiado de farero en Güímar; no sé si me explico. Y, oiga, el cambio ha sumido a la casa de la calle de Santo Domingo en un muermo. Callados como tusos andan la alcaldesa, los concejales y los acólitos; y ya no les andan tocando los arcos del triunfo a los podémicos anémicos ni a los tururú, tururú del socialismo. A los unos los llamo anémicos por  las carreritas de conejo cansado y los otros los onomatopeyo porque eso oigo a sus militantes de base; ay, ay, que los obreros no se venden al capital; Susanita, cabrona, trabaja de peona.

Thelma y Louise

En la pasada campaña electoral, cuando a todas luces, se auguraba que el Partido Popular incrementaría sus votantes, comentamos en varias tertulias lo paradójico que resultaba que los votantes de la derecha fueran a ser los más perjudicados por las políticas de Mariano Rajoy. Uno de esos misterios que ocurren en la democracia, de la misma manera que en Estados Unidos muchos de quienes apoyan a Trump vayan a ser claros perdedores de sus políticas.

Los yates de lujo del cuento de la lechera

Uno de los mayores misterios de los hombres consiste en dilucidar cuál es el motivo por el que los soldados pueden guerrear sin desfallecer hasta que un mal día una bala acaba con su vida o los mutila.

A mi entender una de las causas es la esperanza de que esa malhadada bala no te toque a ti sino al otro; lo cual no deja de ser una fantasía, más que una esperanza, con la ley de las probabilidades en la mano. Así lo reflejaba un soldado en la Primera Guerra Mundial:

El enterrador Linares

Les mandan enterrador a los chicos y chicas de Coalición Canaria en Arico y el Puerto de la Cruz. Francisco Linares, alcalde de la Orotava, no sin cierto disimulo los pondrá en fila y les calculará la altura del cajón por aquello de ahorrar madera. El enterrador Francisco Linares ha de tragarse algún que otro sapo para que lo dejen seguir diciendo gilipolleces sobre la autopista del norte en los medios de comunicación de Tenerife.

Lencería fina

Como un mes hace que no escribo. He estado por ahí, en Cantabria, y, como comprenderán, más está uno a mirar el paisaje y a los paisanos que a escribir; por mucho que este menester me relaje y me ordene las ideas. Les dejo una frase de Ricardo Peytaví que me ha hecho gracia, quizá porque abunda en la ideas que aquí yo también he expuesto. Se trata de la monja enana; dice Peytaví: «como me comentó un alcalde leonés que ya no está en el PP, quien se enfrenta a la enana —dicho sea con cariño y sin matiz peyorativo alguno—, cava su propia tumba; política, claro».