Los maniquíes de Pedro Damián

Sigo a los comentarios y la intervenciones públicas de Antonio Alarcó. Sobre todo en la radio,donde ahora se prodiga menos, aunque puede ser que no sea yo asiduo de las emisoras en las que interviene. Es un personaje interesante porque es el estereotipo de un sector de la sociedad tinerfeña. He visto su entrada de Facebook en la que afea a Pedro Damián, concejal de Güímar, ciertos vacilones que este se gastó el pasado domingo, día de la entrega de las llaves por parte de la comisión de fiestas de San Pedro Arriba a la comisión de San Pedro Abajo.

¡Y se pasaron un pueblo!

Antes de empezar con estas líneas, quiero agradecer la gran acogida que tuvo el primer número de una serie de artículos que tengo pensado escribir. A los que me han criticado gracias, por hacer que tuviera mayor difusión, a los que dedicaron su tiempo a ponerme verde haciendo escritos de contra opinión, mil gracias por darme una importancia que no tengo ni merezco.

Un dato objetivo, el artículo “¿algo cambió el trece de mayo?” Lo leyeron más de mil personas en la página de El Cañizo y cientos en el Facebook, a los miles de lectores muchísimas gracias porque me animan a seguir escribiendo, bueno, pero vamos a la materia que es lo que interesa.

‘Güímar se ha convertido en un pueblo sin ley’, según el grupo PSOE en el ayuntamiento

El actual grupo de gobierno, formado por los tres diferentes ayuntamientos del PP, de CC y de AxG, ha convertido a Güímar, y en tan sólo algo más de un año, en una república bananera donde cada cual hace lo que quiere cuando quiere, y todo sin ningún tipo de control u organización.

El grupo municipal socialista explica que, “además de la manifiesta falta de gestión y de la ineficiente e improvisada organización de fiestas y eventos en lo que se ha convertido el día a día del Ayuntamiento, lo que más nos preocupa es la gran cantidad de advertencias de legalidad que la interventora ha hecho en la tramitación de los diferentes expedientes administrativos, y que Carmen Luisa Castro desoye y se salta para continuar con el pago de los mismos. Así, y sin tener en cuenta las citadas advertencias de legalidad, la máxima responsable municipal ha pagado subvenciones sin que el beneficiario de las mismas hubiera justificado debidamente otra anterior, saltándose claramente la ley, ha pagado obras en inmuebles no municipales, propiedad de la iglesia, y, lo que es mucho más grave, ha pagado facturas de obras y servicios con informes desfavorables de la oficina técnica municipal. Es decir, que caprichos personales como la instalación de las macetas en la plaza de San Pedro, las obras del apartamento de la alcaldesa en la Casa de la Cultura, así como los diferentes trabajos de la empresa privada a las órdenes del PP, con la que Luisa Castro pretende hacer la competencia a Sixto Afonso. Estos se pagaron obviando los informes técnicos que iban en contra de tales obras. La más inquietante, la de la instalación de los juegos infantiles en la plaza del Obispo ya que, y al no saber el sentido del informe técnico negativo al respecto, nos preguntamos si estarán bien colocados y homologados”.

Según los socialistas “El ayuntamiento miente una vez más a los güimareros”

Tras las repetidas noticias humo sobre fantasiosas inversiones millonarias en los barrancos, ahora hablan de decisión propia, y lo venden como algo positivo, al explicar el pago de deuda a los bancos que minará la liquidez municipal y que la ley de estabilidad financiera impone, como castigo, a los Ayuntamientos que no pagan a sus proveedores dentro del plazo legal establecido.

El grupo municipal socialista critica la “explicación positiva”, intentando confundir nuevamente a los vecinos, que el Ayuntamiento ha hecho sobre el pago de más de 1,3 millones de euros de deuda a los bancos que la ley de estabilidad financiera le obliga a hacer, ya que “entendemos que esta pérdida de liquidez es una muy mala noticia para nuestro pueblo. Esta circunstancia, unida a la poca capacidad de financiación de la que, y como consecuencia de la mala e ineficiente gestión económica que hemos denunciado en repetidas ocasiones, dispondrá el Ayuntamiento en este año 2014, implicará que no podrán acometerse las inversiones claves que tanto necesita Güímar para impulsar su progreso económico y social. Así, y algunas anunciadas ya a bombo y platillo por el grupo de gobierno, obras tan importantes como los depósitos de agua de El Puertito y Tonazo-Las Cruces, la nueva Estación de Bombeo de Aguas Residuales de El Puertito, la Plaza de El Calvario, Plaza de Guaza, las aperturas de calles pendientes en las zonas de Tasagaya y calle La Laguna, la electrificación del campo de fútbol de Tasagaya, la adecuación legal de los depósitos de agua municipales y la ampliación y mejora de redes de agua, etc., no podrán llevarse a cabo ni siquiera a medio plazo”.

Día de Canarias

Anoche decía Juan Manuel García Ramos, no sé si presidente del Partido Nacionalista Canario, que este Día de Canarias no había nada que celebrar. Esa afirmación la hacía en el programa ‘El Cuartelillo’ que se emite en ‘El Día Televisión’. Añadiría de mi cosecha que durante los últimos años tampoco existían motivos para las celebraciones en este día. Un treinta y cinco por ciento de los canarios en el paro y miles de personas por debajo de lo que se ha dado en llamar «el umbral de la pobreza» constituyen una lacra y una vergüenza para cualquier político que aspire a algo más que llenarse la faldriquera con lo que caiga del asunto petrolero. Pues eso.

La carta de recomendación

Esta semana ha corrido por la red una carta, parece que apócrifa, de Luisa Castro en la que se solicita que un supermercado de esta localidad enchufe una serie de personas en los trabajos propios de este tipo de comercio. Sea o no cierta la carta, falsa según un desmentido de la propia alcaldesa, queda probado que en este mundo redondo tan ancho como cumplido que nos ha tocada en suertes, hace falta una recomendación para trocear jamón o colocar nueces en las estanterías.

Falta de contenedores

Basura

Los créditos de la foto son de Fran, amigo donde los haya.

Este es el estado que presentan algunos contenedores del municipio. Corresponde a la calle de la Mendoza. Deplorable. En algunas zonas de la localidad empiezan a faltar contenedores de sus lugares habituales. Unas veces la basura no tiene cabida de una recogida a otra, sobre todo los domingos, y, en otras ocasiones los recipientes de recogida han desaparecido, lisa y llanamente. En ambas situaciones los usuarios no pueden hacer otra cosa que dejar la basura apilada en el suelo.

Existen ejemplos que se observan en varias calles.

Esta es una muestra del desastre existente en la gestión municipal ya que el servicio de basura se paga directamente por el ciudadano justo en el monto del costo del servicio, ni más ni menos, o sea que se supone que el dinero que se paga por los usuarios no puede dedicarse a otro menester que no sea la mejora y el mantenimiento de la actividad pública. ¿Usan el dinero de los recibos de recogida de basura de cada mes para financiar otras partidas presupuestarias?

“El pueblo gris” y el alfil imprudente

¿Qué pasa en “el pueblo gris”? Se volvió a liar parda. Al parecer, y si me equivoco corríjanme, todo tiene que ver con una piara, esto es, con un grupo de cerdos, no sabemos si pequeños y negros o grandes y rosaditos, que, ¡fíjense ustedes!, gustan los muy canallas de “regodearse en el barro”. Pobres animales. ¿Qué culpa tienen los cochinos de la inmoralidad humana? Vamos a ello

La polémica, como siempre en el “pueblo gris”, es de bajo vuelo; sin inteligencia, sin ironía, sin conocimiento; eso sí, con mucha maldad, que es el recurso de los ignorantes. Resulta que el pacto cumple un año, razón por la cual, el Sr. Víctor González, de aquí, del barrio guapo, adalid del régimen, o de una parte, quién sabe, y alfil de las negras, hizo lo que sabe hacer, una jugada en oblicuo, que representa, al igual que en el ajedrez, la degeneración y el abuso de poder de los obispos.

Tapas

La semana ha sido movidita, hablamos de política local, claro. Las elecciones ponen de los nervios a los que mandan en el tarro o en el cotarro, que igual da. Los políticos de los aledaños se montan en coches de cuatro en cuatro para ahorrar gasolina y se van de fieles creyentes a los locales de Santa Cruz preparados por los partidos para la campaña europea. Allí les comen el coco y les hacen alguna promesa vaga para que el personal no haga el vago en el asunto de pegar carteles a mansalva. Luego, cuando de vuelta al pueblo, los tontos del haba van llegando más o menos al barrio de Buenos Aires, los gerifaltes los mandan a tomar por el culo y se van a alguna disco de moda a beber buen escocés y emular aspiradoras.

El PSOE lamenta que Luisa Castro degrade la política local

  • Desde Alcaldía se emiten mensajes en las redes sociales insultando a los concejales socialistas

El Grupo Socialista del Ayuntamiento de Güímar ha mostrado su malestar por la actitud de Luisa Castro, que a través de uno de sus secretarios particulares, continuamente insulta en las redes sociales a los concejales socialistas. El PSOE afirma que estos mensajes dejan muy claro la forma de proceder de la persona que ocupa la Alcaldía aunque se esconda detrás de su personal de confianza.

Expresiones como “cerdos en el fango” y otras lindezas son las que le dedica Luisa Castro a los concejales que ahora están en la oposición, además de hacer referencias inaceptables referidas a la vida privada de los socialistas y sus familiares. Hay que recordar que Luisa Castro lleva 12 años con dedicación exclusiva en el Ayuntamiento, que es un tiempo suficiente como para saber que en política no todo vale. Además, durante seis años estuvo en un gobierno formado por las mismas personas a las que ahora insulta, lo que deja muy clara su verdadera catadura moral.

¿El 13 de mayo algo cambió en Güímar?

El martes 13 de mayo, hace un año de la presentación de la moción de censura en este municipio. He querido hacer una pequeña reflexión de lo vivido en esos días, nuca mejor dicho; “de emoción”.

A Güímar la estaban sumergiendo en una apatía, monotonía, en un pueblo gris, como bien lo reflejaba la pintura del kiosco de las flores. La intoxicación de poder, consecuencia de llevar muchos años en el cargo, de creerse que esto es una herencia recibida, aún peor que todo un “socialista”, creerse que era un señor feudal.

Victor Manuel González Díaz / Foto Elena Díaz

Victor Manuel González Díaz / Foto Elena Díaz

Había que tomar medidas contra aquel, que no supo valorar a quien lo colocó en el poder de la alcaldía durante seis largos años que lo resucitó, políticamente, de sus cenizas.
Se le atragantaba aprobar plenariamente otorgar el nombre de una avenida de entrada al municipio a la persona que le mostró su apoyo y gracias a la cual vio cumplido su sueño de “saborear el poder”. Eran tales sus ansias de ser un “alcalde facha” que en el primer número de la desparecida revista “Las Cuatro Esquinas”, titula en cabecera “el innombrable reelegido alcalde de Güímar” cuando la noticia de portada tristemente era otra.

Romero: “Hay que intentar no subir el precio del agua a los güimareros”

Un incremento del precio del agua de abastecimiento municipal, el bien más básico para la vida y al que tienen que acceder todos los vecinos, daría la puntilla a muchísimas familias que lo están pasando realmente mal en estos malos tiempos económicos, en los que se ha acentuado muchísimo, gracias a las políticas económicas liberales de la derecha europea y española, la brecha social existente entre los pocos que más tienen y los, cada vez mayores en número, que menos tienen.

Sí se puede en Güímar y la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético organizan una charla sobre el sistema energético

Consideran que es fundamental hacer llegar información a la ciudadanía, para que esta pueda crearse una opinión contrastada de los diversos temas que les afectan

 Pincha en este botón si deseas añadir este acto a tu agenda personal.

El modelo energético - Diagnóstico de una estafa

El modelo energético – Diagnóstico de una estafa

Sí se puede y la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético organizan este miércoles a las 19:30 horas una charla informativa con el título “El modelo energético: diagnóstico de una estafa” en el Salón de Actos de la Fonda Medina.

Gloria García, concejala del partido ecosocialista en Güímar, asegura que en Sí se puede apuestan de manera real por un cambio en el modelo energético canario y a nivel estatal. Para ello consideran que es necesario un cambio de mentalidad y un cambio en el modelo energético para conseguir una auténtica soberanía energética y no tener que depender del petróleo o del gas” añadiendo que “con este tipo de charlas, queremos concienciar a la gente y darle argumentos de que es posible un nuevo modelo energético, pero que hace falta que entre todas presionemos a las autoridades competentes para conseguirlo”.

El Ayuntamiento paralelo

Nazaret Díaz, portavoz de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Candelaria

Nazaret Díaz, portavoz de Coalición Canaria en el Ayuntamiento de Candelaria

En Candelaria pasan cosas muy curiosas. Tenemos un ‘alcalde bis’ que tiene cargo de gerente municipal y tenemos también un ‘ayuntamiento paralelo’ al que llaman Epelcan. El doble de todo. Lástima que ni duplicando cargos y estructuras administrativas se logre ser la mitad de eficiente de lo que demandan los ciudadanos.
El caso de este ‘ayuntamiento paralelo’ es muy curioso. Se trata de una entidad municipal a la que se le ha encomendado la prestación de servicios muy variopintos entre los que se incluyen la potestad tarifaria, es decir, fijar los precios que los usuarios deben pagar por la prestación de sus servicios, como por ejemplo, la entrada a la piscina, cursillos, guardería infantil, etc. Uno servicios, dicho sea de paso, que son exactamente los mismos que ya prestaba habitualmente el Ayuntamiento pero que ahora, al traspasarse a una empresa pública, deben regirse por principios de rentabilidad y no por el de servicio público, lo que, lógicamente, repercute negativamente en los bolsillos de los usuarios.