Las reclamaciones al presupuesto

De eso hace bastante tiempo. Era yo concejal en la oposición del Ayuntamiento de Güímar y, la verdad, posiblemente, era jodelón con los socialistas, quienes, a la sazón, gobernaban el municipio al calor de las perras que como un maná venían de Europa. Por tanto, a poco aspirabamos los que gastabamos nuestro tiempo en un mero control democrático sin más esperanzas que la dar gusto a la afición que manteníamos por los asuntos públicos y su gobierno. Todos los concejales en la oposición sabíamos que nunca llegaríamos al gobierno porque ya me dirán ustedes cual podría ser nuestro discurso cuando los fondos de desarrollo que Europa mandó a Canarias permitían, por ejemplo, poner iluminación pública la carretera general del sur desde en el tramo comprendido entre el Mirador de don Martín y el túnel de Fasnia. Una obra municipal de una envergadura que hoy es inimaginable.

El socialismo partido

Pepe Segura es un abuelete de la política. Estuvo en activo hasta hace pocos años y ahora se esfuerza, como hacemos todos, en envejecer sin aburrirse. Hoy lo oí en una entrevista hecha por Juan Carlos Castañeda. Andaba yo dando vueltas por el centro de Taco, uno de los sitios de Tenerife con mayor caos circulatorio.

Creo recordar que habló de su libro o de un libro, no sé. Sostenía la  opinión general, la que se encuentra en todos los análisis políticos al uso, acerca de las causas de la caída en desgracia de la socialdemocracia en Europa y, por ende, en España. No voy a insistir en estas causas, pero me llamó la atención un análisis novedoso sobre el socialismo tinerfeño. Se quejaba, por un lado, de la falta de intelectualidad en el socialismo de la isla y, por otro, de la profunda división entre el socialismo del norte de la isla y el socialismo del sur.

Luisa Castro sopla un catastrazo a los güimareros

Una cosa es predicar y otra dar trigo. Una política es dorarle la píldora a los empresarios del polígono de Güímar presentándose como la campeona de la actividad pública que favorece la creación de empleo y otra renunciar a la depredación sistemática al contribuyente. La pátina de política ultraconservadora con la que se quiere adornar Castro de disuelve como un azucarillo cuando de los hechos se deduce una voracidad recaudatoria que entra en colisión con las esencias de la derechona.

Sin llenar el saquito de las perritas no hay dinero para ir a Sálvame y tampoco al Valle de los Caídos, ni para dietas, ni para los garbancitos de los concejales en esos madriles. La tabla de las subidas y bajadas producidas en los Ayuntamiento de España la pueden hallar en este artículo de prensa.

La Constitución

Hoy celebramos la constitución española. Una afirmación sólo para unos pocos, unos pocos libre pensadores amantes de las libertades. El sueño español parecía hacerse realidad en aquel año de 1978. Una constitución bien construida pensando en dar cabida a las burguesías extractivas criollas y sus anhelos monetarios. Una Ley de leyes moderna, una Ley de leyes que nos daba el campo de juego de la democracia. El primer intento, allá por 1812 tuvo como verdugo a los Borbones de la época. Esta nuestra corre no mejor suerte, pero no por los borbones y si por las castas criollas extractivas.
Mucho pues, no hay que celebrar. Esta Nación llamada España no cree en sí misma. El Parlamento donde reside la Soberanía del pueblo es constantemente ultrajado. Lo dice el artículo 1-2 La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado. En el 1-3 dice: La forma política del Estado español es la Monarquía parlamentaria. Con lo cual nos dimos una Monarquía cuya cabeza es el Rey quien es el símbolo de la unidad de la Nación y esto no emana de Dios emana del pueblo y de su soberanía. Sus funciones está debidamente reguladas y reglamentadas. En los artículos 6 y 7 de este Título Preliminar dice explícitamente en referencia a los sindicatos y a los partidos políticos -Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos-. Otro logro especial de la Constitución española llevar la democracia a los partidos. En el articulo3-1 dice El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla. Otra ilusión más, otra creencia de unidad desbarata en aquellos lugares donde coexistía otra lengua minoritaria.
Todo este Título Preliminar resume la idea de Nación que los españoles pretendíamos darnos. Algo, que a día de hoy, no se sabe muy bien porque no está de moda. La conducta es denostar a la Nación como sujeto de la soberanía del pueblo. Estamos ya acostumbrados que cualquier político haga mofa de la Nación y de sus instituciones. Renunciando a la unidad de la Nación española a cambio del poder. Algo asombroso pues sin España no hay Parlamento, ni instituciones donde rija la voluntad del pueblo español. Habrá otros entes que ocuparan ese espacio robado a la voluntad popular. Robado a todos aquellos españoles que dieron su vida y mucho más por aquella constitución de 1978. Constitución que se votó en referéndum y el pueblo aprobó por una amplia mayoría.
A día de hoy nuestra Constitución es perseguida por aquellos que no han tenido cuidado alguno en respetarla y hacerla respetar. La Constitución española es una vieja que no ha tenido recorrido, maltratada en diversos ámbitos y presa de aquellos que no creen en ella, no está de moda. La novedad es destruir la soberanía nacional y la Nación española como sujeto donde reside la soberanía del Pueblo. No hay nada que reformar , no hay nada que celebrar.

Cisne negro y un candelabro

Luisa Castro es un cisne negro en el estanque de los cisnes blancos de la política. Por ello, aunque me produzca una enorme pereza hablar de ella, no hay manera de dejar de ver y de mirar con cierto detenimiento esa anomalía. Está ahí, enfrentándose y enfrentada a la lógica del ejercicio tradicional del gobierno. Luisa Castro se ha convertido por sus obras en una rareza tan absurda como los mamíferos del orden de los monotrema, que son los únicos mamíferos que ponen huevos.

PSOE: “Es indecente gastar dinero público en ir a Sálvame”

Airam Puerta afirma que no hay razón que justifique desviar dineros del Ayuntamiento a pagar este tipo de gastos.

Los concejales del Grupo Municipal Socialista salen así al paso de las declaraciones de Carmen Luisa Castro, alcaldesa de Güímar, quien ha afirmado sentirse extrañada por la polémica que ha generado este nuevo viaje. A juicio de los socialistas, “ni la polémica ha sido tanta, como hubieran querido los organizadores del viaje, ni las quejas de los otros grupos políticos han estado centradas en los lugares a visitar”. Por el contrario, lo realmente inaceptable es que a un viaje pretendidamente cultural, se desplacen en días laborables hasta cuatro personas del Grupo de Gobierno: la alcaldesa, dos concejales y un personal eventual de confianza, pagando además con dinero público tres de esos cuatro pasajes. Tras ver el decreto que constata este pago, los concejales del PSOE en Güímar afirman no sentirse demasiado sorprendidos, ya que se anunciaron desde el mes de julio pasados, cuando el concejal de Cultura, David Román Escobar cobró más de novecientos euros en concepto de dietas al acompañar a un grupo de vecinos que recorrió parte del Camino de Santiago.

En cuanto al destino estrella escogido, la grabación del programa de Telecinco “Sálvame”, los socialistas afirman “no sorprenderse mucho, puesto que el objeto del viaje es precisamente buscar la polémica, terreno que al parecer prefiere moverse Carmen Luisa Castro, que ha escogido un camino bien distinto del que debería ser la gestión de una administración pública, para por el contrario aspirar a convertirse en un personaje mediático ajena por completo al trabajo que se presupone a un cargo político”. “De otra manera no se entiende”, continúan los socialistas, que viviendo en uno de los países con mayor patrimonio histórico artístico, visitado por turistas de todo el mundo y con ciudades que ofrecen eventos de todo tipo, se pierda tiempo y dinero en visitar por segunda vez en un año la grabación de un programa de entretenimiento que no se caracteriza precisamente por sus valores positivos. Por otra parte, y aunque Carmen Luisa Castro lo niegue, tal y como hizo con respecto a la participación en el Pregón de las fiestas de San Pedro de la directora del controvertido programa, en el pasado mes de junio, estas aventuras frívolas traen aparejado un gasto que acaba apareciendo en facturas más o menos disimuladas, como ha sido el caso de los obsequios a aquellos invitados (unos ochocientos euros), la cena de aquella noche (unos 400 euros) e incluso la de una cuidadora por horas para la hija de la pregonera.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista concluye preguntándole a la alcaldesa de Güímar “cómo explicará a cualquier vecino o colectivo del municipio que acuda a demandarlo, la falta de dinero para cualquier necesidad o actividad después de invertirlo en pagar los pasajes para el innecesario desplazamiento de estos concejales a un viaje de entretenimiento”.

El cambio de farero

El cambio de turno de trabajo para un farero, en determinadas circunstancias, puede resultar de lo más atrevido, si no peligroso. A la chita callando los chicos y chicas del nacionalismo clavijeño han cambiado de farero en Güímar; no sé si me explico. Y, oiga, el cambio ha sumido a la casa de la calle de Santo Domingo en un muermo. Callados como tusos andan la alcaldesa, los concejales y los acólitos; y ya no les andan tocando los arcos del triunfo a los podémicos anémicos ni a los tururú, tururú del socialismo. A los unos los llamo anémicos por  las carreritas de conejo cansado y los otros los onomatopeyo porque eso oigo a sus militantes de base; ay, ay, que los obreros no se venden al capital; Susanita, cabrona, trabaja de peona.

Thelma y Louise

En la pasada campaña electoral, cuando a todas luces, se auguraba que el Partido Popular incrementaría sus votantes, comentamos en varias tertulias lo paradójico que resultaba que los votantes de la derecha fueran a ser los más perjudicados por las políticas de Mariano Rajoy. Uno de esos misterios que ocurren en la democracia, de la misma manera que en Estados Unidos muchos de quienes apoyan a Trump vayan a ser claros perdedores de sus políticas.

Los yates de lujo del cuento de la lechera

Uno de los mayores misterios de los hombres consiste en dilucidar cuál es el motivo por el que los soldados pueden guerrear sin desfallecer hasta que un mal día una bala acaba con su vida o los mutila.

A mi entender una de las causas es la esperanza de que esa malhadada bala no te toque a ti sino al otro; lo cual no deja de ser una fantasía, más que una esperanza, con la ley de las probabilidades en la mano. Así lo reflejaba un soldado en la Primera Guerra Mundial:

El enterrador Linares

Les mandan enterrador a los chicos y chicas de Coalición Canaria en Arico y el Puerto de la Cruz. Francisco Linares, alcalde de la Orotava, no sin cierto disimulo los pondrá en fila y les calculará la altura del cajón por aquello de ahorrar madera. El enterrador Francisco Linares ha de tragarse algún que otro sapo para que lo dejen seguir diciendo gilipolleces sobre la autopista del norte en los medios de comunicación de Tenerife.

Lencería fina

Como un mes hace que no escribo. He estado por ahí, en Cantabria, y, como comprenderán, más está uno a mirar el paisaje y a los paisanos que a escribir; por mucho que este menester me relaje y me ordene las ideas. Les dejo una frase de Ricardo Peytaví que me ha hecho gracia, quizá porque abunda en la ideas que aquí yo también he expuesto. Se trata de la monja enana; dice Peytaví: «como me comentó un alcalde leonés que ya no está en el PP, quien se enfrenta a la enana —dicho sea con cariño y sin matiz peyorativo alguno—, cava su propia tumba; política, claro».

Cuando la policía detuvo a un príncipe ruso en el Puertito de Güímar

Transcurría el verano del año 1902. Imagino que entonces los güímareros no veraneaban en la playa, al menos como hoy lo entendemos. Un inspector de policía de nombre Ricardo Suárez y una pareja de números esperaba la arribada del palebote “La Estrella” procedente del Puerto de La Luz de Las Palmas. En esta embarcación viajaba un príncipe ruso que había cometido una presunta estafa en Portugal mediante la apropiación de unos sellos valorados en 25.000 francos suizos; el ruso no lo admitió bajo el interrogatorio de las autoridades españolas y vino a señalar que se le reclamaba en Lisboa por no hacer abonado el importe de «unos sellos corrientes» por valor de 10 o 15 pesetas. 

Regalado no es tonto

A mi me da lo mismo que sea alcalde de Granadilla de Abona Jaime González quien, de momento, lleva la vara municipal, o que, por el contrario, pase a serlo José Domingo Regalado.  Si bien reconozco que Jaime es un pesado cuando habla y me aburre como una ostra y, en ocasiones, me produce vergüenza ajena. No me gustan los políticos que declaman como ametralladoras y que, llegado un momento, ni ellos mismos se dan cuenta de los disparates que largan; para lo cual, todo hay que señalarlo, pesa que ellos consideren que sus oyentes disponen de una baja capacidad crítica, cuestión no siempre cierta; sin embargo este extremo les da lo mismo porque poseen cara de hormigón, que es tanto como suponerles una total desinhibición del sentido del ridículo.

El vino y el postre

Por “Grupo Peperoni de Guazá”.

II entrega.

CMPNR02.— Aló, ALCDSA01, esto, que en el campanario hay un aparato con antena y hace: ¡Bip!, ¡Bip! Al mismo tiempo se encienden alternativamente una luz roja y otra verde. Para que dé parte al plan operativo “Para 9000”, a ver si es un transmisor que han puesto los espías de la Bajada de las Nieves.

ALCDSA01.— Negativo CMPNR02, no hace falta alertar al “Para 9000” porque ese aparato es un GPS de control de movimiento. No sea que la torre se menee para la plaza de Santo Domingo. En ese caso el “Para 9000” daría inmediata cuenta a San Agustín en La Laguna, artículo 56, párrafo primero. 

A pagar por tener el dinero en el banco

A muchísimas personas la política les aburre y no leen nada que con ella se relacione. Menos cuando se trata de la política económica. Eso lo conocen bien los grandes poderes públicos, también los privados. Les dejo este enlace que anticipa lo que viene. Da lo mismo el interés que suscite porque a pagar tocan, igual que el recibo de la luz, el del agua, los impuestos abusivos, etc. Son los tiempos que corren y las élites extractivas no están dispuestas a perder su queso.

El banco alemán Postbank, filial al 100% de Deutsche Bank, ha anunciado que cobrará una tasa de 3,9 euros al mes por mantenimiento de cuentas a todos sus clientes con ingresos inferiores a 3.000 euros mensuales y, según informa Reuters, usa como justificación los tipos negativos que le aplica el BCE.

Información completa aquí.