Sombrío desasosiego

Casi por casualidad, mientras ordenaba mis archivos cada día más desordenados y embrollados, ha llegado a mi panel de lectura, (hace tiempo que no leo en libros de papel), una historia, mejor un pequeño cuento, que me impacta desde los primeros párrafos: “Sucedió a la hora del crepúsculo: un hombre de miserables aspecto esperaba, bajo el portal de Rashomon, que parara la lluvia. Estaba completamente solo bajo la Gran Puerta. Salvo un saltamontes que estaba posado sobre un enorme columna que había perdido pedazos de su enlucido rojo“.