Angel Llanos le tose a Ricardo Melchior

En una crónica de Anabel Díez en ‘El País’ de hoy leo que los parlamentarios socialistas han pedido al partido y al Presidente del Gobierno una reflexión sobre las causas de la derrota en las pasadas elecciones europeas. A medida que se aleja la fecha de la celebración de los comicios se perfilan los errores, dos errores estratégicos: por un lado, la politización de los instrumentos judiciales del Estado en aras de machacar al Partido Popular, táctica en la que López Aguilar es un aventajado general

Conversación con un empresario

Converso con un empresario de los que paga el autónomo al final de mes con la perseverancia del goterío de un tejado de zinc en un aguacero y la cadencia de la leche en el trance de ser ordeñada. Bueno, la verdad es que no le pregunté por los apuntes de su cuenta bancaria, si es que aún no lo han corrido a gorrazos de la moqueta de una entidad, además con pena aparejada de quemar todos los apuntes cibernéticos de su historial bancario; porque a muchos clientes no les permiten pisar la blandura de esa alfombra con pretensiones que es el pasillo de la muerte que lleva a vérselas con el director de la sucursal.

Y, sin embargo, el Partido Popular se mueve en Tenerife

Ha entrado en confrontación dialéctica conmigo Fernando Díaz Vilela, Concejal de Hacienda por el Partido Popular de Güímar. Sostiene que los entrecomillados que hago en mis escritos no son fetén. El colega concejal tiene una maña que siempre, a pesar de su previsibilidad, me causa un enorme asombro, aunque a veces me parece extravagancia del alma: consiste en negar lo evidente, no importa lo que sea; su discurso radica esencialmente en reventar las premisas o los hechos ciertos y luego construir un discurso que se acomode a sus ensoñaciones. Entrar en su discurrir supone allanarse a sus entelequias, mas esos universos no son de mi agrado, sobre todos cuando practicamos el noble arte de la política; no así cuando veneramos a Plotino y sus posibilidades metafísicas.

El Opus Dei no hará un Plan de Estabilización

España está a un paso de la peor recesión económica de su historia moderna, al menos desde 1959, cuando se aprobó el Plan Nacional de Estabilización que puso fin a la autarquía. Así lo revelan las previsiones de Funcas, la Fundación de las Cajas de Ahorro. La noticia impacta, entre otras razones porque los nacidos antes de esa fecha ya no constituyen la mayoría de la población. O sea, entramos en territorio desconocido para los más viejos del lugar. Cualquiera de nosotros podrá aparecer ante una cámara de televisión, al modo y manera de las entrevista que se prodigan en los telediarios cuando un meteoro asola nuestros campos o nuestras ciudades: -“no recuerdo nada igual”. Frase que se repite una y otra vez, igual, monocorde, con ínfimas variaciones. En fechas tan antiguas las parejas de novios iban a la tienda del pueblo a comprar lo necesario para el banquete de bodas y la compra la llevaban en una mula. Cielos.