Malas noticias para los keynesianistas

El Cabildo de Tenerife emitió, a partir del día 17 de noviembre, deuda pública destinada a financiar el déficit de su presupuesto. El tipo de interés ascendía al 1% bruto anual durante cinco años. Una rentabilidad ínfima que sólo es interesante a empresarios y profesionales que quieran materializar la Reserva de Inversiones en Canarias. Nuestras islas tienen muchos de los componentes de los paraísos fiscales, los más destacados son la RIC y la zona ZEC. La primera permite no pagar los impuestos derivados de las actividades profesionales y empresariales si las cantidades generadas se destinan a inversiones o, como en el caso que comentamos, existe la posibilidad de emplear los beneficios generados en deuda pública de los Cabildos o del Gobierno Autónomo.