Debemos la leche.

“Las ubres del Estado no sólo están exhaustas, sino que deben leche. La deuda pública está por las nubes. […].Hay cerca de 4 millones de parados. […].Y, para mayor inri, el número de ciudadanos que vive aquí del Estado es superior al del que vive del sector privado. La herencia socialista no puede ser peor. Para que digan que, desde hace muchos siglos, España no estuvo mejor que hoy. Compadezco al que venga.” Creerán los lectores del ‘El Cañizo’ que este párrafo ha sido recién escrito estos días, pero no, corresponde a un artículo de ‘La tronera’ de Antonio Gala publicado, nada menos, que el 26 de mayo de 1995.