Federalismo, multiculturalismo, globalización e identidad canaria

Excelente artículo el que ha publicado ‘Extraviado’ ayer. Refiere que el profesor Francisco Déniz sostiene, en la defensa de sus posturas nacionalistas, que la nación es “ una entidad objetiva y natural” de tal forma que “la nación preexiste a su formulación, está ahí, esperando ser ‘desbloqueada’ por los nacionales que adquieran conciencia de la misma”; mientras que la suya defiende que la nación “no en una entidad objetiva sino objetivada” y nace “en el momento justo de la formulación de la misma”. Sostiene Déniz una postura iusnaturalista mientras que ‘Extraviado’ opta por una postura pragmática. Déniz se inclina por fundamentar su concepto en “la propia nación como comunidad natural configurada por una serie de rasgos (lengua, cultura, tradición, etc.) objetivos e inmutables, a lo largo de la historia, en el seno de un Estado que se considera, por el contrario, como institución meramente artificial”. (Maiz, 1997). Mientras ‘Extraviado’ sostiene una teoría divergente: el nacionalismo “es el producto político de organización e ideología, constituyéndose muchas de sus características identitarias en el curso mismo de la movilización. El conflicto nacional deviene, así, no mera manifestación externa de una realidad étnico-cultural dada con carácter previo, sino directamente constitutivo del propia nacionalidad”. (Stavenhagen, 1996).