Nuevo soberanismo, vieja oligarquía

El nacionalismo canario es un movimiento político e ideológico, también social, que presenta unas características propias, bien diferenciadas del resto de los nacionalismos sub-estatales, como el vasco o el catalán. Además, incluso dentro de nuestras fronteras autónomas, se trata de un hecho social e histórico relativamente poco estudiado y atendido, sobre todo en comparación con los casos anteriores. Más aún, parece que la historia, ésa cosa que, presuntamente, juzga y pone en su lugar a héroes y villanos, se ha propuesto tender una densa cortina de humo sobre la evolución política del nacionalismo canario. Pero seamos concretos. Lo que hoy nos ha movido a redactar este ensayo, en estrecha relación con lo anterior, es la incertidumbre que nos produce eso que podríamos llamar el “soberanismo conservador”; bien representado en los Editoriales de El Día.