Y de San Pedro ¿qué?

En esta crisis económica que atravesamos surge una y otra vez, a pesar de que las autoridades políticas y monetarias intenten remediarlo, el problema de la banca pública española; porque para sorpresa de muchos ciudadanos hemos descubierto que el sistema financiero español es mayoritariamente público, certidumbre que también procuran los dirigentes soslayar, bordeándolo como las olas arremeten contra los malecones: con disimulo de espuma blanca y salada. Salerosos estos políticos nuestros de cada coche oficial con metacrilato a prueba de la balacera del calibre nueve milímetros, teléfono intervenido por la competencia interna o externa y maletero para que el primer enterado deje óbolo, o sea, para que el primero en enterarse de lo que haya de publicar el boletín deje estipendio estupendo y pille. Mi hermano de los chinos de jonkón sostiene que el hombre viejo al que le da por lo verde, en lugar de jugar al tute, deviene en viejo pillo. Ni punto de comparación con el político pillastre.

¡Bendita leche!

Leyendo a Juan Miguel y a todos los que critican, sin argumentos claro, al gobierno de ZP y a sus medidas anti “crisis mundial” orientadas a salvaguardar sobre todo a los más débiles, haciéndioles llegar esa bendita leche que tanto necesitan y que siempre atesoran sólo unos pocos… leyendo a tales elementos, decía, podríamos imaginar en qué situación estaríamos si sus mentores, líderes e ídolos estuvieran al frente en estos malos, para muchos, tiempos que estamos viviendo…

Por ordenar el debate se repite como texto de opinión este de Aquiles73.

Debemos la leche.

“Las ubres del Estado no sólo están exhaustas, sino que deben leche. La deuda pública está por las nubes. […].Hay cerca de 4 millones de parados. […].Y, para mayor inri, el número de ciudadanos que vive aquí del Estado es superior al del que vive del sector privado. La herencia socialista no puede ser peor. Para que digan que, desde hace muchos siglos, España no estuvo mejor que hoy. Compadezco al que venga.” Creerán los lectores del ‘El Cañizo’ que este párrafo ha sido recién escrito estos días, pero no, corresponde a un artículo de ‘La tronera’ de Antonio Gala publicado, nada menos, que el 26 de mayo de 1995.

Quién nos lo iba a decir

El Sr. Soria José Manuel prueba su propia medicina en su decisión de no expedientar y expulsar del PP a Doña Eva Navarro del Puerto de la Cruz y a Doña Vicenta Díaz en Güímar por aquel acto le va la penitencia. Recuérdese la bendición por parte de este demócrata canarión, de la a su vez aprobación por parte de Doña Cristina Tavío de la situación política en estos dos municipios tinerfeños. Que no chicharreros en contra de la opinión de D. Ángel Llanos.

Editado a petición del autor: El pacto en el Puerto de la Cruz puede estar cerca, miren si no el periódico El Día de hoy: http://www.eldia.es/2008-07-06/norte/norte0.htm