Siete caballos azabaches

Los jinetes del Apocalipsis son cuatro, de ellos se da noticia en el capítulo sexto del sagrado libro del mismo nombre, y cabalgaban en otros tantos caballos de distintos colores mientras asolan la tierra y sus criaturas; el caballo negro representa la crisis económica y el hambre. Sobre siete caballos azabaches, al galope tendido, han irrumpido en las moquetas de los ministerios en crisis las siete cajas tocadas, cuyos balances contables llevan las vías de agua que han de hundir los buques. Como si añoraran el lecho de los peces.

El niño se nos ha puesto muy malo

Nueva vuelta de tuerca a la crisis que está por llevarse por delante las más altas torres, y a nosotros, los que vivimos en el primero derecha o en el entresuelo. No me imagino hasta donde soportará el tornillo las apreturas; he visto partirse tornillos de acero templado con un diámetro de dieciséis milímetros y paso de rosca fina, tal era la fuerza que les aplicaba mi amigo Pepe Barrera, que hace bloques de veinte como el mejor; luego había de venir Luisito a soldarle una tuerca auxiliar al muñón para poder extraer los restos.