Feliz año nuevo

Queridos compis:

No entiendo nada del tiempo, y lo que intuyo me pone de malas. No obstante, en este primer día del año, que no es sino un alfiler con cabeza dorada en la agenda, deseo que a todos les vaya bien. Bien, al menos hasta la próxima cabeza dorada de alfiler en la agenda.

Una poesía de Karmelo C. Iribarren es lo que se me ocurre para acompañar:

SEÑOR

No es que moleste
en sí, pero
cuesta acostumbrarse.

Eso de que vayas
por ahí
tranquilamente
y se te acerque
una chavala
y te diga:
“¿Tiene hora señor?”,

Eso de que te saquen
de la pista
con tanta educación,
no es fácil de asumir,
qué duda cabe.

Estupidez política

Cualquiera que esté interesado en la política debe leer, sin otra remisión posible, a Maquiavelo. Esta lectura es imprescindible para  comprender lo que sea este actividad humana. Los escritos de este autor son anteriores a lo que hoy definimos como modernidad de las ideas políticas, cuyo nacimiento, sin ánimo académico alguno, podríamos situar en las fechas posteriores a la revolución francesa.